jueves, 8 de diciembre de 2011

¿DIOS EXISTE?... ¿LA VIDA EXISTE?


 
Algunos han dicho no importa si existe Dios o no, al fin la vida es un sueño pero si la vida es un sueño, ¿sería posible estar soñando todos la misma cosa?; ¿podríamos tener todos un sueño donde la realidad es la misma? No, si fuese un sueño ustedes por ejemplo no tendrían percepción de la misma realidad, la realidad de que yo Mauricio Aldana este frente a ustedes discutiendo (que dicho sea de paso para algunos es un absurdo porque no existe Dios o porque quizá ¿a quién le importa?), si Dios existe o no.

Hagamos  un  pequeño  experimento   entre  tres de ustedes ;  muy bien  vamos  a comenzar... tengo en la mesa varias gafas que tienen vidrios de diferente color. Quiero que tomen cualquiera de esas gafas y que se las pongan ¿cómo perciben todo  su  alrededor?, ahora cambien de gafas. Muy bien es de otro color este lugar con cada gafa verdad… Gracias;  ahora   continuemos.

“La vida es del color del cristal con que miras”, se ha dicho y en cierta forma es la  verdad. Ponte gafas oscuras y veras la vida oscura, usa gafas amarillas y veras tu vida amarilla, ponte gafas rosa y tendrás una vida color  de  rosa. Es cierto, tu realidad es como la quieres ver pero no es la verdadera realidad, veras tal como es si no tienes puestas ningunas gafas, pues estas distorsionaran o cambiaran la realidad. Estas gafas en tu vida podrán ser prejuicios o ideologías de hombres. Muchas personas no creen la existencia de Dios porque no lo quieren ver,  porque no lo quieren escuchar y porque no lo quieren palpar pero... ¿será verdadera la inexistencia de Dios? Si esto fuera cierto dime ¿porqué la insistencia del ateísmo de comprobar que Él no existe?, pues si algo realmente no existe ¿para que preocuparte en (siquiera una vez) comprobar que no existe?