miércoles, 16 de octubre de 2013

ES NECESARIO EL SACRIFICIO Y EL ESFUERZO


(Un relato sobre la importancia del esfuerzo y el sacrificio en nuestra vida)


Un día, una pequeña abertura apareció en un capullo. Un hombre se sentó y observó a la mariposa por varias horas y como ella se esforzaba para que su cuerpo pasara a través de aquel pequeño espacio. Entonces parecía que se había dado por vencida pues no se veía ningún movimiento y no parecía hacer ningún progreso. Por el contrario, parecía que había hecho más de lo que podía y aun así no conseguía salir.

Entonces el hombre decidió ayudarla. Tomo una tijera y con ella cortó el capullo para que la mariposa pudiese salir. La mariposa salió con una gran facilidad. Pero su cuerpo estaba atrofiado, muy pequeño y con las alas maltratadas. El hombre continuó observando a la mariposa porque esperaba que en cualquier momento sus alas se fortalecieran, se abrieran con fuerza y fueran capaces de soportar su peso afirmándose con el tiempo.

Pero nada pasó. En realidad, la mariposa pasó el resto de su vida arrastrándose con el cuerpo atrofiado y con las alas maltratadas y encogidas. Nunca fue capaz de volar. Lo que el hombre en su gentileza y deseo de ayudar, no comprendía era que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para salir por el pequeño agujero era el modo en que Dios hacía que el fluido del cuerpo de la mariposa fuese hacia sus alas de modo que estuviera lista para volar una vez que hubiese salido del capullo.

Así, algunas veces es el esfuerzo lo que justamente necesitamos en nuestras vidas. Si Dios nos dejase pasar por la vida sin ningún esfuerzo, sin ningún obstáculo, nos dejaría "incapacitados", "discapacitados", "inválidos".

No seríamos tan fuertes como podríamos haber sido. Y nunca podríamos volar.

jueves, 15 de agosto de 2013

BUSCA EL CAMINO CORRECTO



“No podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana,  pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco, y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso.”
Desde tiempos remotos el hombre ha tenido esa fascinación por el conocimiento y la investigación, desde la ciencia hasta los más escondidos misterios han atrapado el interés de la humanidad.
En esta etapa de transición que estamos viviendo, se nos presenta el mayor reto que hayamos imaginado:

El conocimiento de nuestro interior

Tomando en cuenta que estamos acostumbrados a vernos con los ojos de los demás, es decir, creamos nuestra imagen a partir de los comentarios de la gente, como nos ven, que piensan de nosotros, etc. Pero pocas veces vemos más allá de lo superficial. ¿Cuál es el poder real de la mente? ¿Cuál es el camino del alma? ¿Podemos alterar nuestra biología por medio de los pensamientos? ¿Es verdad que las enfermedades manifiestan desequilibrios en nuestros pensamientos y emociones?
De manera general y a grandes rasgos te respondo estas preguntas:
Nuestra mente tiene el poder de materializar TODOS nuestros pensamientos, somos lo que pensamos y vivimos los sucesos en los que creemos. El 99.9% de las enfermedades son psicosomáticas, es decir, son provocadas por la acumulación de energía negativa en nuestro cuerpo y esta se manifiesta en enfermedad. Cada enfermedad tiene un punto de partida diferente, ese punto resulta ser algo que nos falta por aprender.

Aparece un hombre cantando, caminando por el desierto.
- La paz sea contigo. ¿También vais a la reunión?
- Si claro, allí vamos.
- ¿Dónde tendrá lugar la reunión?
- No lo sé. Y mi abuelo tampoco, pero no hace falta saberlo.
- Entonces, ¿Cómo pensáis llegar?
- Basta con andar, solo andar.
- Y si nos perdemos… ¿qué hacemos?
- Nada porque quien tiene fe nunca se pierde.

Cada uno usa su don más preciado para hacer su camino. En tu caso es tu voz. Canta hijo mío, y ya verás como el camino aparecerá ante ti. 

!RESISTE, RESISTE!



ÁNIMO HERMAN@, CRÉEME QUE TODO SER HUMANO MAS AUN AL CREYENTE LE TOCA SER PROBADO EN LA FE EN ALGÚN MOMENTO DE SU EXISTENCIA.

NO TE DESANIMES ES EN ESTOS MOMENTOS, ES AHORA DONDE MAS DEBES CREER Y AFERRARTE A DIOS! ESTA ES UNA OPORTUNIDAD PARA DEJAR QUE  EL  SEÑOR  NOS  MOLDEE  COMO  LA PIEZA QUE SE SOMETE A GRANDES TEMPERATURAS CALIENTES, PARA LUEGO SACARLA DARLE ENCIMA UNOS MARTILLAZOS FUERTES, LUEGO SIN ESTAR LISTO AÚN,  SERA METIDA LA PIEZA QUE SE FORJA AL AGUA HELADA.

Y ASÍ SE REPITE LA OPERACIÓN HASTA QUE QUEDE LISTO EL METAL, NOSOTROS LLEVAMOS UN   PROCESO IGUAL EN LAS MANOS DE NUESTRO CREADOR; SI NOS DEJAMOS MOLDEAR Y RESISTIMOS EN SILENCIO SIN PROTESTAR, EL SEÑOR TRABAJARA Y HARÁ BIEN SU TRABAJO PARA QUE QUEDEMOS LISTOS Y TERMINADOS Y COLOCADOS EN LA COLUMNA DE RESISTENCIA PARA TODA LA ETERNIDAD.

PERO SI PROTESTAMOS Y NO NOS DEJAMOS FORJAR AHORA ,ESTO NO HABRÁ SERVIDO DE NADA ,RESISTE ,RESISTE EN BASE A LA CONFIANZA, FE, ORACIÓN, EUCARISTÍA,  SERVICIO Y CON LA PALABRA DE DIOS EN MANO, QUE ES REAL EN LA BIBLIA!
LUEGO RECIBIRÁS UN PREMIO,

EL PREMIO SÓLO ES PARA LOS VALIENTES QUE PASAN TODA ESTA PRUEBA.

HAY   MUCHO  QUE  APRENDER,  MUCHO   QUE  APORTAR  Y   SIN DUDA  MUCHO  QUE   DISFRUTAR, 
NO  DECAIGAS,    NO TE  DESANIMES,   QUE   TODA  PRUEBA  ES PARA  HACERNOS  FUERTES, PARA   HACERNOS    PLENOS  Y    LLENOS  DE    SOPLO  DIVINO  QUE  HACE   QUE     CONFIEMOS     EN NUESTRO  CREADOR.

CONOCE LA ESENCIA DEL AMOR



Muchos poetas antiguos pensaban que cuanto más se ama a una persona, más cerca se está de odiarla. Y es que en realidad, el amor puede convertirse en odio. La principal causa del fracaso del amor es el sentido pasional de la posesión, el amor suele estar rodeado de una dimensión posesiva. El verdadero amor no consiste en amar pasionalmente a otra persona y menos aún en considerarla un objeto de posesión. Nadie es de nadie, es algo que hay que tener muy claro. La posesión es entonces el principal motivo por el que se pasa rápidamente del amor al odio.

 Aunque no lo parezca, cuando mejor se está en una relación es cuando no dependes de tu pareja. Para que una relación funcione, cada uno debe bastarse a sí mismo, así la unión con la otra persona será más saludable y creativa. Hay muchas parejas que solo se forman por atracción física, por dinero o simplemente por no estar solos, generalmente estas personas solo buscan a alguien que apague su infelicidad, pero es un error, porque lo que no resuelvas por ti mismo puede que no lo haga ninguna relación. En estas parejas aparecerán pronto los celos, la posesión o la inseguridad.

  El verdadero amor consiste en llegar a comprender totalmente a tu pareja, comprender su mundo interior, reconocer sus emociones, sus problemas y experimentarlos en uno mismo. Es decir, desarrollar una empatía hacia esa persona y ponernos en su lugar, dejando el egoísmo a un lado. Es muy difícil que tu pareja te corresponda si solo piensas en ti. La pasión tampoco es un aspecto tan importante ni tan duradero en la pareja como puede ser el aspecto intelectual, el espiritual o el afectivo (complicidad).

 Para que una relación amorosa no fracase debe haber cierta armonía intelectual, es decir, compartir inquietudes. De lo contrario desaparecerá el diálogo y el silencio mutuo llevará al fracaso. La pareja también debe compartir experiencias espirituales, como la búsqueda del verdadero sentido de la vida. Solo conseguiremos afectividad y complicidad sintiéndonos comprendidos, notando que la otra persona nos entiende. Esta complicidad manifestará cariño, ternura y deseo sexual de una forma natural y alejada de todo sentimiento posesivo.

 Al lograr esta armonía en  pareja, expresaremos sin temor nuestros sentimientos, y de esta manera nos ayudaremos mutuamente en la resolución de problemas. También debemos respetar la intimidad de nuestra pareja permitiendo que viva momentos para que reflexione, medite, pasee, escuche música, quede con amigos o amigas, etc. Esos minutos con uno mismo son necesarios para el triunfo de una relación, ya que hacen que veas que nadie es perfecto, hacen que aceptes a tu pareja tal como es; juzgarla o intentar cambiarla es perder el tiempo. Aun así, si la relación llegara al punto de la separación, ten presente estas frases:

“Tu  amor  no está  fuera, sino  en lo  profundo de ti.
No depende de otra persona, así que  no puedes perderlo, no puede  dejarte”.


"El  amor  es la  única  cosa  que  crece   cuando  se  comparte".

EN TU INTERIOR ESTA LA ESENCIA PERFECTA



Estamos dormidos, los seres humanos actuamos como máquinas, no somos conscientes de nosotros mismos ni de nuestros actos y pasamos casi toda nuestra vida ajenos a la realidad. Vivimos como autómatas queriendo tener siempre la mente distraída en algo dejando a un lado nuestro propio ser. “Despertar” es darnos cuenta de que estamos dominados por nuestras emociones. Debemos parar por un instante y pensar sobre lo que somos y qué hacemos aquí, darnos cuenta de que nuestro cerebro ha sido condicionado en pensamientos, ideales, convicciones, hábitos, etc. Solo empezaremos a ser conscientes de nosotros mismos si empezamos a vernos tal y como somos en realidad.

 La realidad es que solo usamos una parte muy pequeña de nuestro cerebro, pero si sabemos cómo funciona y prestamos atención a lo que ocurre en él, conseguiremos desarrollar nuestras facultades y ver cómo somos de verdad. Para darnos cuenta de que lo que vivimos es una falsa realidad solo precisamos verla una vez, salir por un momento de esta existencia automatizada. Debemos saber distinguir cuando estamos en el estado de inconsciencia y cuando en el de consciencia, de esta manera empezaremos a sintonizar correctamente con la vida. Lo importante es entender nuestra facultad de sentir y pensar, entender la mecánica de nuestras emociones.

“Nadie puede traerte la paz, sino tú mismo”

 Debemos dejar de identificarnos con lo externo para poder dejar de soñar despiertos. Soñamos despiertos la mayor parte de nuestras vidas y vivir así es todo lo contrario al modo de vida que deberíamos llevar. Observándonos a nosotros mismos dejaremos de vivir este sueño y empezaremos a vivir nuestra vida, si no lo hacemos olvidaremos permanentemente nuestra propia existencia. Todo dependerá del grado de dominio que tengamos en nosotros mismos. Pueden pasar horas e incluso el día entero y no ser consciente de ti mismo ni siquiera un minuto. Intenta dirigir tu atención más veces a ti mismo y evita todo lo posible la actitud de dejarte llevar por tu mente.

 Para alcanzar una conciencia plena debemos ser los dueños de nuestros actos y pensamientos, controlando nuestras emociones y sentimientos ante el mundo exterior, ya que este mundo está lleno de condicionamientos, manipulaciones y falsos valores. Alcanzar este “despertar” interior no es imposible. Ten la libertad de reconducir tus emociones y sentimientos, sé consciente de tus pensamientos y sobre todo evita, siempre que te acuerdes, seguir actuando de manera mecánica en la vida.

“No podemos cambiar las cartas que la vida nos ha repartido, pero sí cómo jugamos nuestra mano"

NO TE AFERRES A LAS COSAS PASAJERAS




Desde la infancia, la sociedad nos ha hecho creer siempre que cuanto más cosas tengamos, mejor nos sentiremos. Nos educan en un sistema competitivo que dice que el que más consiga, será el que acabe triunfando. Pero la verdad es que lo importante no es tener más, sino ser más, ser más en conocimiento, ser más generoso, ser más bondadoso… En definitiva, ser más en virtudes. Si nos esforzamos en ser más, poco a poco, éste esfuerzo se convertirá en una actitud personal y será lo que verdaderamente nos llenará.
“Incluso teniendo cubiertas nuestras necesidades materiales, muchos nos sentimos perdidos y sin esperanza”.
                  
 La sociedad quiere que consumamos no que seamos felices, pero las personas quieren ser felices, entonces la sociedad convence a las personas de que el consumo les dará felicidad. Estas empresas no nos ven como personas, sino como consumidores, no tienen ningún interés en que despertemos de nuestro falso sueño. Al final muchos acabamos pensando que seremos más felices si consumimos más, no paramos de comprar cosas inútiles y pronto nos damos cuenta de que no nos llenan. Esto es una cadena en la que solo se benefician las empresas, está demostrado que el consumo sin límites no proporciona felicidad.

Tenemos más opciones y más posibilidades que nunca en donde elegir, pero no por eso vamos a ser más felices. Si nuestro nivel de conciencia no es elevado, no podremos elegir correctamente. Las decisiones que tomemos en el presente tendrán una clara repercusión más adelante, por eso es tan importante que elijamos conscientemente, con seguridad, y reflexionando, prestando mucha atención a nuestra intuición. Cuando descubrimos que nuestras elecciones son correctas, empezamos a confiar en nosotros mismos y a atender a nuestro interior a la hora de seguir tomando decisiones. De esta manera, muy pocas veces nos equivocaremos.

“La palabra elección será un fraude mientras la gente sólo elija lo que le han enseñado a elegir”                                             

 Con el dinero pasa lo mismo, no por tener más dinero vas a ser más feliz. Todos pensamos que si nos tocase la lotería, la vida sería mucho mejor. Pero aunque así ocurriese, la mayoría de veces volveríamos a nuestro estado emocional y a nuestro nivel de conciencia en muy poco tiempo.
 Podemos pensar lo contrario pero la realidad es que da igual como sea el impacto psicológico de un premio económico, ya que siempre será menor y menos duradero de lo que imaginamos. El cómo somos y cómo pensamos prevalecerá siempre, siempre volveremos a nuestro estado emocional común, el dinero no importará y solo puede hacernos más egoístas.
“Una de las maldiciones de la riqueza es que decepciona, ya que no proporciona lo que se esperaba”.                      
 El dinero puede comprar la felicidad cuando te permite pasar de la pobreza extrema a un estatus de clase media, pero no compra la felicidad cuando te permite pasar de la clase media a la clase alta y altera tu estado emocional y tu nivel de conciencia. El secreto del bienestar está en el equilibrio, todo lo que necesitas para ser feliz está dentro de ti, no en el exterior.

 Ten en cuenta que la felicidad es sólo una emoción, y como tal, tiene altibajos y se produce en determinadas situaciones. Cuando la sientas disfrútala, este estado de placentera alegría es transitorio y la mejor manera para conseguir sentirla cada vez más es cultivando nuestra mente y por supuesto nuestras necesidades.... Como ya sabes: No es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.


“¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia”

NO DETENGAS TU CRECIMIENTO

 
Es para mí un privilegio seguir   compartiendo   mis publicaciones, ustedes  que   buscan  un   consejo,  una  orientación,  les  aseguro que no   quedaran defraudados;   deseo  que   sigamos  aprendiendo,   valorando  y    difundiendo  estos  artículos para    todos   sus  amigos . No sé cuál fue el motivo, el cómo es lo de menos;  ya que nada sucede por casualidad, siempre es por algo en especial  y estoy seguro que esta ocasión lo será más.

 A través de estas líneas te permitirás descubrir un universo que irás reconociendo, al oír retumbar estos parajes en tu pensamiento,  en muchos momentos experimentaras emociones y sentimientos  que  son  el producto de muchas decisiones que en aquel entonces nos hemos permitido vivir o simplemente nos vimos inmersos y perdidos por el camino, extraviamos el sentido y la brújula, que nos permite  experimentar mejor esta experiencia de vida; se nos olvida que para ese tiempo, lugar y circunstancia, estos acontecimientos habían estado teniendo tal efecto que fundamentan lo que somos en el Hoy.
Nos brindaran la oportunidad de buscar las causas, las raíces, los porqué y los cómo; entonces encontraremos que todos estos circunvalaban en una sola dirección y todas señalaban un responsable “el Ser Humano”.

Ante este descubrimiento no le encontrábamos sentido o forma, todo era complejo y difícil de resolver, estas líneas dan esa pequeña posibilidad de orientación y las cosas se irán aclarando, y facilitara el proceso a encontrar una fórmula exacta a la medida de nuestras necesidades. Que a través de estos párrafos iras desvelando paulatinamente, este fue “El Autoconocimiento de Mí Ser Interior”; ya que las ideas distorsionadas de “Mí ser Exterior”, que nos habían magnificado un sentido de inferioridad que truncaba desde el principio todo esfuerzo de Autoevaluar los daños ocasionados por esas decisiones y las cosas que no hemos dado permiso de vivir. 

Todos tenemos el derecho de vivir, gozar la vida con amor y entendimiento. Pero ¿qué sucede? nos hemos dejado embalsamar por un mar de emociones que nos han turbado  los sentidos y hemos perdido el verdadero curso de nuestras vidas. Esta cosmovisión de nosotros mismos, no se limita a tan sólo a verme a mi como ser humano, sino de manera indirecta al verme afectado en mi sentir, de qué forma impacto a los demás.

Hoy quizás es una buena oportunidad para poder empezar tu nuevo camino hacia la autorrealización y tu autoconocimiento de  ti mismo. Lo único que tienes que hacer es darte la oportunidad de sentir mis palabras, hazlas tuyas, vívelas, experiméntalas, permíteme entrar hasta lo más recóndito de tu sentir y deja que el amor de ese ser superior obre a través de estas líneas. Éstas palabras y vivencias haz que se graben en tu sentir, como alguna vez se grabaron en mí y hoy me permito compartir de la misma forma como una vez me lo hicieron a mí.

Lo más importante del aprender a percibirse en una justa dimensión con el mundo que nos rodea,  parte de la aceptación y reconocimiento de quien soy en realidad y para que estoy constituido, que vengo a amar, gozar, entender y experimentar este proceso de vida con y para el amor,  no  hay   nada  mas  perfecto que   aprender  a  conocer   tu interior, a salir de  esquemas  que   impone  una  sociedad  que  limita  nuestras  capacidades,  y  que  no nos dejan  amar  ni  estrechar la  mano de  nuestro  prójimo.

“El que tiene para dar nunca se le acabará”,  “Y al que tiene mucho, mucho se le pedirá” ya que dar es amar, y el amar algo o a alguien, es la manifestación de la fuerza cósmica en ti, que es el amor de tu Ser Superior reflejado a través de ti para los demás.

Hay un lugar que tú tienes que llenar y nadie más lo puede llenar, algo que tú tienes que hacer y que nadie más puede hacer esto…
Esto es muchas veces algo bueno para ser verdad…

Pero así es… Créelo.

¿ESTOY VIVO O MUERTO?


Dicen que sólo se vive una vez y se  muere una vez. 
Eso es verdad, se vive una vez ... 

Puedes encontrar el significado de la vida en tu pareja... 
tu te completas a ti mismo... 

Pero, te gustaría haber muerto una sola vez... 
Uno se muere cuando se va a dormir 
sin ver la cara de su amante, su risa, sus ojos... 

Uno se muere cuando estos lazos soledad atan tus manos... 
Uno se muere cuando no se puede llorar y le duele la garganta... 

Uno se muere cuando su amante te abandona, 
cuando te das cuenta de que nunca vas a estar con ella... 

Y yo también voy   muriendo; 
me gustaría que hubiera muerto una sola vez 
para que todos mis dolores se vayan de una vez... 

Pero tu vives... 
Tu vives con la esperanza... 
Tu vives cuando todavía piensas en ella, 
cuando sueñas con ella... 

Y estoy viviendo, 
y viviré... 
Y estoy aquí... 
Con mi corazón, con mis esperanzas, con mi sonrisa... 
de pie delante de ti... 

Ahora dime, 
¿qué ESTAS haciendo tú  para  no  morir?

Porque   si crees  que  seras   eterna  estas  en   un   tremendo 
error,   y  cuando  te  des  cuenta   tal  vez sea  demasiado  tarde.

Esto lo  escribo,  y lo  dejo para  que  juntos    reflexionemos
si estamos   vivos    o estamos   muertos.

miércoles, 7 de agosto de 2013

COMPARTE LO QUE SIENTES, NADA TE PERTENECE...

Los pensamientos son semillas que crecen como hierba, 
y que puedes seleccionar para adornar el jardín de tu vida, 
como todo jardín requiere atención para que luzca como queremos, 
habrá que remover aquellas que pueden descomponer la vista de lo que queremos lograr. 

Y no descuidar su crecimiento y belleza. 
El principal ingrediente para conseguir un hermoso paisaje, 
es alimentar desde el corazón nuestra creación, podemos estar seguros, 
que nuestra energía de amor expandirá y se reproducirá de acuerdo al resultado que obtengamos, impregnando nuestro entorno de armonía y todo lo bueno y lo mejor de nosotros mismos, logrando así, una comunión con la gracia  de  Dios que está pendiente de todos los que habitan sobre y dentro de la  tierra.

Porque en este universo, 
todo es posible y el bien y el amor,
 también están aquí. 

Proyectemos lo que queremos, 
y vivamos en armonía y paz, 
ya es hora.

HAY QUE CUMPLIR EL PROPÓSITO POR EL CUAL FUIMOS ENVIADOS



En  esta  tierra  donde   nosotros   hemos   crecido,   donde  hemos  aprendido  a   caminar,  a  salir adelante    y a  superar   los  obstáculos;  es  necesario   reconocer  que    hay    un proyecto   mas   perfecto que   a  veces   nos    negamos  a    cumplir, porque    tal    vez   no es  algo que      se  nos ha   inculcado,   o  es  algo que  no  nos  agrada   porque    no comprendemos  el  verdadero  significado.
Para  ello    meditemos  con  estos    pequeños  ejemplos  de  algunos   objetos   y  haber  que  es lo  que  decidimos  para  nuestra   vida.

Si un reloj no señala la hora debe ser reparado 
y si no puede ser reparado puede ser desechado
porque resulta inútil. 
No hace aquello para lo que fue construido. 

Del mismo modo que si un candado no cierra, 
puede ser eliminado porque no sirve para aquello 
para lo que fue hecho. 

Si nosotros en nuestra vida, 
no hacemos la voluntad de Dios, 
nuestra vida es igualmente carente de significado 
e inútil porque no hacemos aquello 
para lo que fuimos creados por Dios.

lunes, 5 de agosto de 2013

ESTE ES UN NUEVO COMIENZO; A SEMBRAR SE HA DICHO.


Era   justo y  necesario   hacer  este  cambio,   ya  que  esta  pagina permanecía     en el  olvido,   como    cada  proyecto   que  inicio,  este   ha  cumplido   su  cometido pero   era   muy  ambiguo.

Ahora le   doy    nombre,   y poder para   cruzar  fronteras,    sanar  corazones,    unir  familias,   restaurar  hogares   y  dar   siempre   un buen  consejo a  quien  así    lo busque.

Esta  pagina   desde  sus   inicios  la  hice con  el  fin de  evangelizar,    nutrirla  con   reflexiones,   con temas   actuales  y de    interés    general.

TODOS  SOMOS   SEMBRADORES  DE  BUENAS  SEMILLAS  Y  QUE  MEJOR QUE   DEDICAR A    DEJAR  EN  ESTA  TIERRA  FERTIL     SEMILLAS  PARA  EL    FUTURO.
(Mt 13:24-30)

Son muchos los que siembran.
Son muchas las clases de semillas.
Mientras unos siembran buena semilla de trigo,
Otros siembran cizaña.

Mientras unos siembran paz, otros siembran guerra.
Mientras unos siembran bondad, otros siembran enemistad.
Mientras unos siembran amor, otros siembran odio.
Mientras unos siembran comprensión, otros siembran incomprensiones.
Mientras unos siembran verdad, otros siembran mentira.
Mientras unos siembran unión, otros siembran división.
Mientras unos siembran alegría, otros siembran tristeza.
Mientras unos siembran bienestar, otros siembran pobreza.

Algunos siembran verdad, pero luego se duermen.
Algunos siembran bondad, pero luego se duermen.
Algunos siembran Evangelio, pero luego se duermen.
Es curioso:
Mientras unos se duermen, nunca faltan los que están despiertos.
Los ladrones suelen aprovecharse mucho de nuestro plácido sueño.
El gran peligro que todos tenemos es “quedarnos dormidos”.
Porque otros aprovechan nuestro sueño para sembrar otras cosas.
Nos lamentamos de que muchos abandonan la Iglesia.
¿No será que nosotros entre tanto nos quedamos dormidos?
Mientras nos preocupamos de unos pocos, otros quedan abandonados.
Bella imagen de la Iglesia:
Tenemos una Iglesia santa.

Pero, a la vez, tenemos una Iglesia de santos y pecadores.
Tenemos una Iglesia de buenos y malos.
Una Iglesia con rostro de santidad, pero también una Iglesia con demasiados rasguños en sus vestidos.
Una Iglesia con rostro de santidad, pero también demasiados malos escondidos bajo su santidad, hasta que una mañana se destapan y vienen los escándalos.
Claro que muchos tienen soluciones radicales:
“¿Arrancamos la cizaña?”

Dios no es de los que “arranca la cizaña”.
Deja que “trigo y cizaña crezcan juntos”.
Deja que “buenos y malos crezcan juntos”.
Deja que “santos y pecadores caminen juntos”.
Muchos tenemos demasiadas prisas para echar fuera a los malos.
Dios no tiene prisa y prefiere siempre esperar.
Arrancar la cizaña puede ser fácil.

Pero con la cizaña, ¡cuánto trigo se puede perder!
Me dan miedo los que se escandalizan de los defectos de la Iglesia.
¿A caso no son nuestros defectos?
Me dan miedo los que prefieren una Iglesia “sin mancha ni arruga, sino santa e inmaculada”.
Sería el ideal de Iglesia.

Pero yo prefiero esa Iglesia real, hecha de muchas vidas, santas y pecadores.
Si hubiésemos arrancado a Ignacio de Loyola, hoy no tendríamos la Compañía de Jesús.
Si hubiésemos arrancado a Agustín, hoy no tendría a San Agustín.
¡Cuantos santos que un día fueron pecadores!
¡Cuántos pecadores que hoy son santos!

Dediquémonos a sembrar el Evangelio.

Pero luego no nos tumbemos a tomar la siesta.
Que nos duelan los malos, pero tengamos fe en las posibilidades de la gracia.
No tengamos prisas, sepamos esperar a las decisiones de Dios.
Mientras tanto; posiblemente soy un pecador que camino al lado de un santo.
Como también es posible que un pecador esté caminando a mi lado pecador.

miércoles, 31 de julio de 2013

PUEDES SER DERRIBADO; PERO NUNCA SERAS DESTRUIDO.

En la vida con  Cristo hay muchos obstáculos que saltar y sin duda es una lucha diaria que experimentaremos. 

Desgraciadamente he podido ser testigo de cómo muchos han sido derribados por artimañas usadas por el enemigo, para destruir su vida.
Es difícil reconocerlo pero la Iglesia juega un papel importante al momento de que una persona es derribada. La verdad es que si examinamos cual tendría que ser la función de la Iglesia cuando se dan estos casos, concluiríamos que seria “RESTAURAR”.

Pero alguna vez te has preguntado porque muchos que un día estuvieron en los caminos del Señor se excusan diciendo que cuando ellos fallaron no hubo nadie que les extendiera una mano para salir adelante, sino que al contrario en lugar de ayudarlos los terminaron de hundir con comentarios que les dieron muerte espiritual.

Es por eso que yo quiero exponerte este tema, para que si tu eres uno de esos que en lugar de restaurar terminas de derribar, te suplico  que  medites sobre tu actuar como cristiano que dices ser. Este tema va dedicado a todos aquellos que en determinado momento fallaron y lejos de recibir ayuda de parte de sus “hermanos”, fueron menospreciados y vistos de menos por su error.        2 CORINTIOS 4: 7-9

TODOS ESTAMOS PROPENSOS A SER DERRIBADOS.

El apóstol San Pablo en la segunda carta a los Corintios nos hace ver que en la vida hay momentos en los cuales nos sentimos derribados: “que estamos atribulados en todo, pero no angustiados; en apuros, pero no desesperados; perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no destruidos”. Estos momentos se dan mas que todo cuando descuidamos nuestra vida devocional delante de Dios, en pocas palabras cuando dejamos de tener comunión con El.

Hay muchas personas que creen que jamás se sentirán derribadas y gloria a Dios si así fuese, pero tenemos que ser humildes y reconocer que todos estamos propensos a sentirnos derribados en cualquier momento de nuestra vida, es por eso que no podemos constituirnos jueces de aquellos que se sienten derribados, es decir que no podemos darnos a la tarea de criticar a aquel que ha descuidado su relación personal con Dios y le ha dado lugar al pecado.

Hago una aclaración, Dios ama al pecador, pero aborrece su pecado, es decir que Dios te ama y por eso quiere restaurarte, pero no ama el pecado que estas cometiendo con regularidad. En ningún caso el pecado es justificable, pero es necesario que entendamos que Dios nos ha llamado a ser restauradores y no destruidores.

UN “CRISTIANO” QUE DESTRUYE.
Encierro la palabra “Cristiano” entre comillas haciendo alusión a que de cristiano talvez solo tiene el sobrenombre, puesto que un verdadero hijo de Dios que se hace llamar Cristiano porque quiere seguir los pasos de Cristo JAMÁS destruiría, el único que vino a destruir es Satanás. Pero lastimosamente en todas partes hay ciertas personas en nuestras congregaciones que se hacen llamar “cristianos” y “espirituales”, que lejos de disponerse a restaurar vidas por medio de la Palabra de Dios, la hacen de destructores, esta clase de persona tiene algunas de las siguientes características:

Es el primero en ver los errores de los demás, pero el último en verse los propios errores: Definitivamente es mas fácil ver los errores de otra persona, que ver los nuestros, pero aquel “cristiano” que destruye siempre esta criticando el accionar de los demás, en pocas palabras esta clase de persona se goza en andarle declarando los errores a los demás y se ampara a la frase “es la verdad no tengo porque callarlo”, se creen espirituales porque pueden decirle los errores a los demás, y viéndolo desde el punto de vista restaurador, esta bien el reconvenir de un error a alguien, pero hay ciertas formas en las cuales poder exhortar a alguien sin andar divulgado a medio mundo el error de tu hermano. Lastimosamente muchos destructores de vidas, no miden las palabras que dicen, ni las acciones que toman, sino que se dejan llevar por lo que según ellos “es lo correcto”.

Siempre acusa y no se deja acusar: Se auto constituye juez, siempre esta acusando las faltas de su hermano y lo que no se da cuenta que el único acusador por excelencia se llama Satanás. Si alguien lo acusa, nunca acepta las responsabilidades de su pecado, porque según el, “esta bien con Dios”, cosa que se debería demostrar a través de los frutos de espíritu que tendrían que haber en su vida y los cuales no se están reflejando en su modo de actuar.

Ve de menos a aquel que cometió pecado: Lastimosamente es la verdad, hay ciertas personas que tienen el descaro de autodenominarse “cristianos” y ven de menos a aquel que peco. No se ustedes pero no concibo la idea de un Jesús despreciando a los pecadores, fuera terrible que Jesús despreciara a los pecadores, porque ¿En donde estaríamos nosotros?, porque sino te has dado cuenta, un día nosotros fuimos pecadores y necesitamos de Dios para que nos restaurara. Jamás apoyare la actitud de rechazo al pecador, soy de la idea que si una persona a pecado, es necesario que se le ayude a restaurarse en lugar de aislarla, pero lastimosamente la mayoría son de la idea que una persona que cayo en pecado, es una persona que no se merece nuestro apoyo, ¿A caso Dios actúa de esa manera?, ¿A caso Dios te juzga antes de darte la oportunidad de arrepentirte?. Definitivamente Dios siempre tiene los brazos abiertos para que tu llegues a sus brazos.


ES HORA DE DESPERTAR.
Es hora de abrir nuestros ojos espirituales y darnos cuenta que muchos se están yendo al mundo porque nosotros los estamos mandando ahí, ¿Cómo?, pues con nuestras actitudes, hermanos amados, no seamos jueces de aquellos que son débiles en la fe, al contrario ayudémosle para que puedan ser como nosotros si es que nos creemos “fuertes”.

No es momento de que estemos juzgando a medio mundo, dejémosle eso al único Juez Justo, no te das cuenta que en lugar de ganarnos mas para Cristo los estamos perdiendo, se esta yendo de las congregación y lo peor es que se van con un resentimiento hacia la Iglesia y hacia a Dios, y ¿Qué estamos haciendo nosotros para parar todo esto?, a lo mejor tu digas, no importa que se vayan de todas formas Dios quiere calidad y no cantidad, déjame decirte que aun no has comprendido el sentir de Jesús, El mismo dijo en San Mateo 9:12 “Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos”, ¿Te das cuenta que es lo que Jesús vino hacer? Sino sigamos leyendo lo que dice San Mateo 9:13 “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”.

No hablo de consentir al pecador, sino más bien de hacerle ver el pecado que ha cometido lo que esto significa en su relación personal con Dios, pero de una forma adecuada y orientada por el Santo Espíritu de Dios. Hay una gran diferencia entreexhortar y regañar, la gente que ha caído en pecado no necesita un regaño, sino una palabra de sabiduría para darse cuenta que ha cometido una ofensa delante de Dios, y nosotros somos los indicados para llevar esta palabra.

Es hora que nos demos cuenta que el Enemigo de nuestras almas ha tratado de minar nuestro corazón con critica, menosprecio, egoísmo hacia aquel que ha cometido pecado, es hora que no hagamos leña del árbol caído, es que nos demos cuenta que somos un solo cuerpo en Cristo y que si ellos se sienten mal, nosotros estamos para ayudarlos y no para destruirlos, que es necesario que comprenda que somos mas que vencedores en Cristo y que con El podemos salir adelante de cualquier circunstancia difícil que estemos atravesando.

EN CONCLUSIÓN:

Posiblemente tu que lees este tema seas un caso de los cuales he hablado hoy, posiblemente en momento determinado cometiste un pecado que te llevo al fracaso espiritual, a lo mejor esperabas que alguien en tu congregación te ayudara a salir adelante y no encontraste apoyo y decidiste irte nuevamente para el mundo, quiero decirte que fue un error tomar esa decisión, que tu vida no depende de un humano, que tu vida no depende de un pastor, líder o hermano en Cristo, que tu vida depende de alguien que te comprende a cabalidad, de alguien a quien le importas mas de lo que imaginas, a aquel que un día decidió dar su vida por amor a ti, de aquel que no te ve con ojos de desprecio por el error que has cometido, sino mas bien te ve con ojos de amor porque sabe que tu estas necesitado de El, en esta hora quiero que comprendas que es hora de regresar a los brazos de los cuales nunca tuviste que soltarte, es hora de dejar de luchar en tus propias capacidades y de dejar de sentir rencor hacia aquellos que te dieron la espalda, porque aun ellos son humanos y se equivocan, es hora que perdones a todos aquellos de los cuales un día esperaste ayuda y no la recibiste, es hora que regreses a los brazos de Jesús, El ha estado esperándote mucho tiempo y este era el momento que El había preparado para encontrarse contigo nuevamente, ¿Sabes? Jesús te ama más de lo que un día te imaginaste.

martes, 30 de julio de 2013

?TU NO TIENES LA CURIOSIDAD POR ENCONTRAR EL VERDADERO TESORO?

“Dijo Jesús a la gente: “El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder, y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo”. (Mt 13,44-46)

Nunca me han gustado esos cristianos tristes y resignados.
Nunca me han gustado esos cristianos que todo lo ven moral.
Nunca me han gustado esos cristianos que todo lo ven difícil.
Nunca me han gustado esos cristianos que nos quieren vender un cristianismo de dolorismo, austeridad, privaciones, resignaciones, de oraciones con garbanzos bajo las rodillas.

En cambio siempre me han gustado:

Esos cristianos alegres y felices.
Esos cristianos que viven cantando su fe.
Esos cristianos que ven el Evangelio como Buena Noticia.
Esos cristianos contentos que llevan música en el alma.
Esos cristianos felices de renunciarlo todo porque han descubierto que el Evangelio, el Reino de los cielos es un tesoro.

Se trata de esos cristianos de los que nos habla hoy Jesús, que comienzan:
Por descubrir a Dios como un tesoro.
Por descubrir su fe como un tesoro.
Por descubrir a Jesús como un tesoro.
Por descubrir la gracia como el mejor tesoro.

Jesús no quiere ver seguidores que le sigan lamentándose del peso de su fe.
Jesús no quiere ver que le sigan lamentándose del peso de su bautismo.
Jesús no quiere ver que le sigan como arrepentidos de haberse hecho cristianos.
Quiere cristianos:
Que han descubierto un tesoro.
Que se han encontrado con una perla preciosa.
Con algo que les ha llenado tanto, que no les importa “vender con todo lo que tienen, a condición de comprarlo”.

El problema no es lo que vendemos.
El problema es lo que encontramos.
El problema no es lo que dejamos.
El problema es lo que hemos descubierto.
Esto lo entendió Pablo, cuando en su experiencia de Jesús resucitado puede exclamar: “todo lo anterior lo considero una basura comparado con mi Señor resucitado”.

Nos han enseñado un cristianismo de “renuncias”.
Hay que enseñar un cristianismo de tesoros.
Nos han enseñado que casarse es “renunciar a otras mujeres”.
Hay que enseñar que casarse es haber descubierto una esposa que es un tesoro.
Nos han enseñado que entregarse a la Vida Consagrada implica muchas renuncias.
Hay que enseñar que consagrarse a Dios es lo más bello y hermoso de la vida.
Nos han enseñado que vivir la gracia exige muchas prohibiciones.
Hay que enseñar que la vida de la gracia es el mejor tesoro de la vida.
Solo entonces viviremos, no añorando lo que “vendimos”, sino gozando de lo que compramos.
Solo entonces viviremos, no con la nostalgia de lo que dejamos, sino con la alegría de lo que hemos logrado.
Solo entonces viviremos, no añorando la libertad de hacer lo que nos viene en ganas, sino la libertad de disfrutar de lo que somos.

Dios no puede ser una carga, sino una libertad.
Dios no puede ser pesado, sino ligero y suave.

La fe no puede ser una carga, sino la alegría de ser libres.
El cristianismo no puede ser una carga que nos dobla la espalda, sino el camino alegre de quien camina de fiesta.

La moral no puede ser una prohibición.
La moral tiene que ser una invitación a soñar hombres y mujeres nuevos.



Te doy gracias, Señor, porque me haces ver mi vocación bautismal como un tesoro.
Te doy gracias, Señor, porque me haces ver mi vocación consagrado como un tesoro.
Te doy gracias, Señor, porque me hacer ver que encontrarte a ti es encontrarlo todo y tenerte a ti es tenerlo todo.


YO QUIERO SER SEMBRADOR DE SEMILLAS... ¿Y TU?

Recuerdo haber leído una historieta muy interesante  que    me   hace  meditar   lo  que   se  vive  actualmente.  Comienza   asi:

 

Cada mañana viajaba en el tren una Señora que iba a trabajar. 
En determinado momento, sacaba de una bolsa algo y lo tiraba por la ventana. 

Un Señor, que siempre viajaba con ella, entró en curiosidad y un día le preguntó: 
“Señora, disculpe mi indiscreción, pero... 
¿se puede saber qué tira usted por la ventana siempre que pasa por aquí?”
Echo semillas de flores.

Pero, Señora, ¿no sabe que ahí no van a crecer las flores y que está usted perdiendo el tiempo?

La Señora  guardó silencio. 

Pasó el tiempo y la Señora dejó de viajar en el tren. 
El caballero se sorprendió y preguntó por ella. “Ha muerto”, le dijeron. 
Hasta que un día de primavera, mirando por la ventana, vio que el campo estaba lleno de florecillas. Las semillas habían crecido.

domingo, 31 de marzo de 2013

PASCUA DE RESURRECCIÓN 2013


Jesús eligió la fiesta de la Pascua de su pueblo como símbolo de lo que iba a suceder con él en la Muerte y Resurrección. Al igual que el pueblo de Israel fue liberado de la esclavitud de Egipto, así también nos libera Cristo de la esclavitud del pecado y del poder de la muerte. [571-573]

La fiesta de la Pascua era la fiesta de la liberación de Israel de la esclavitud en Egipto. Jesús subió a Jerusalén para liberarnos a nosotros de un modo aún más hondo. Celebró con sus discípulos el banquete de la Pascua. Durante esta celebración él mismo se convirtió en cordero pascual. Como «nuestra víctima pascual» (1 Cor 5,7b) ha sido inmolado, para, de una vez para siempre, establecer la reconciliación definitiva entre Dios y los hombres.